Volvimos a lo mismo

0

Minuto 93 y las manos del juez Jesús Valenzuela indicaban el final del encuentro entre Chile y Colombia por el Sudamericano Sub 20. Al mismo tiempo, terminaba el sueño de cada uno, de ver nuevamente a “La Rojita” en una cita mundialera.

Antes del Sudamericano y tras la lista de seleccionados que dio Héctor Robles, veíamos con esperanza el futuro de nuestra selección. Pensábamos que se podía repetir la hazaña del 2007 o lo del 2013. Un cuadro que entre sus filas contaba con Jeisson Vargas de Estudiantes de La Plata (Argentina), Gabriel Suazo, Nicolás Ramírez, Jaime Carreño, Yerko Leiva, Cristián Gutiérrez y Francisco Sierralta, quien es uno de los pocos rescatables de esta Selección.

Pero lo cierto es que el equipo chileno, que obtuvo dos puntos, no mostró nada. Imprecisos en los pases, un cuadro que no marcó a los rivales que enfrentó y cuando lo hizo, fue de pésima forma. Lento en las salidas y sin profundidad, generando escasas ocasiones de gol. Además, de los errores infantiles y la indisciplina de algunos de los seleccionados, como Vargas, quien salió con una evidente sonrisa luego de ser expulsado contra Brasil. Jaime Carreño, quien en el mismo partido vio la roja desde el banco. Por último, la de Sierralta, cuando ya todo estaba perdido.

También hay que recordar las declaraciones de Gutiérrez. Alexis Sánchez mencionó estar preocupado de que está generación no fuera tan buena como la del 2007. Antes de partir a Ecuador, el jugador de Colo Colo, tranquilizó a Sánchez mencionando que este era el recambio. Alguien que todavía no cumple los 20 años y que no ha ganado nada, no le puede responder de esta forma a un bicampeón de América con la camiseta de Chile. La indisciplina no solo está en la cancha, en las discoteque o en los bautizos, también en lo que se dice y lo de Gutiérrez es muestra de aquello. Se creyó ganador antes de tiempo.

El trabajo realizado por Robles es de nota uno. Un proceso que debe acabarse de inmediato. Antes de contratar a un entrenador para una selección, hay que fijarse cuál es su recorrido. Como adiestrador, Robles solo ha ganado un campeonato con la sub 16 de Universidad de Chile, hace cinco años, ¡cinco años! Por lo demás, es inaceptable que, no haya un seleccionado de Everton, equipo que se tituló supercampeón en la  sub 19.

Pero la responsabilidad no es solo de él, la comparte con Arturo Salah, el presidente de la ANFP , fue quien eligió al ex futbolista y de Sergio Jadue, el ex dirigente ideó un campeonato juvenil con fallas, es paupérrimo. Los equipos se dividen en cuatro zonas, para solo enfrentar a los conjuntos de sus grupos, luego de eso clasifican a Play-Offs. Increíble que el torneo del fútbol joven sea distinto al profesional, por algo se eliminaron esos tipos de campeonatos en Primera División. Claro, lo hacen para abaratar costos, al igual que la regla de los tres refuerzos.

Una verdadera vergüenza lo que se vivió durante estas semanas en Riobamba, en donde vimos jugar a una de las peores selecciones chilenas, recordándonos los tiempos de Nelson Acosta, Juvenal Olmos o la era de Pedro García, Jorge Gárces y César Vaccia en el 2002.

Por lo que, solo nos queda disfrutar la garra de Arturo Vidal, las magias de Alexis Sánchez, quien puede convertirse en el primer chileno goleador de la Premier League, de Claudio Bravo, y sus salvadoras manos, la marca de Marcelo Díaz y Charles Aránguiz y por último la valentía y el coraje de Gary Medel. Ya que no sabemos cuándo se pueda volver a repetir una generación brillante, ganadora y campeona como la que tenemos.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Comments are closed.