¡Te están buscando, Matador!

0

¡Te están buscando, Matador!

 

El 24 de diciembre de 1974, nació uno de los mejores jugadores en la historia del balompié nacional: el ‘Matador’, José Marcelo Salas Melinao. En su cumpleaños número 39, en Sinfonía de Gol te dejamos un especial del goleador histórico de la Selección Chilena.

 
José Marcelo Salas Melinao nació en Temuco, el 24 de diciembre de 1974. Hijo de Alicia Melinao y Rosember Salas. Heredó de su padre el gusto por el fútbol. Tras un fugaz paso por ‘Green Cross’ –hoy Deportes Temuco–, Salas comenzaría su trayectoria en el club de barrio FC Santos.

En 1991, Marcelo llegó a la capital para probarse en las divisiones inferiores de la Universidad de Chile. Bastaron sólo 10 minutos jugando con el equipo suplente para que convenciera a los presentes y quedara seleccionado. Sería el comienzo del amor con la camiseta azul.


«El Matador Azul»

Marcelo Salas debutó en el primer equipo del cuadro universitario el 10 de abril de 1993 en un encuentro por la Copa Chile ante Colchagua. Un año más tarde comenzaría su despegue como uno de los artilleros más peligrosos del medio, convirtiéndose en el goleador de la Copa con 12 goles en 15 partidos.

El apodo de ‘Matador’ nace en abril de 1994, cuando en el Superclásico del fútbol chileno, la ‘U’ se impuso a Colo Colo por 4 a 1 en el Estadio Nacional, con una tremenda actuación de Marcelo Salas, quien convertiría tres de los cuatro tantos azules. Inspirados por la canción de Los Fabulosos Cadillacs, e impresionados por su sangre fría al definir, los hinchas denominarían desde entonces a Salas como «El Matador».


Bicampeón y Figura

En el año 1994, Universidad de Chile rompería el maleficio de los 25 años sin poder gritar campeón. Y Marcelo Salas sería un pilar fundamental en la obtención de este histórico campeonato. El ‘Matador’ consiguió la cifra de 27 goles en 26 partidos, siendo la gran figura de los azules en el torneo. Uno de sus tantos más recordados fue contra el rival directo de la ‘U’ en la lucha, la Universidad Católica, a unas pocas fechas de que terminase el certamen. Salas marcó el único tanto de ese compromiso y sentenciaría la suerte de los cruzados.



En 1995, Marcelo Salas repetiría sus grandes actuaciones y la Universidad de Chile lograría el bicampeonato. En esta ocasión, el ‘Matador’ convirtió 17 goles en 27 presentaciones. Su gran rendimiento en los azules lo llevaría a formar parte de la Selección Chilena. Debutó el 18 de mayo de 1994, en un amistoso ante la Argentina capitaneada por Diego Armando Maradona. Y, cómo no, el ‘Matador’ debutó con un gol.

A mediados de 1996, sucedió lo inevitable: Salas venía de hacer una gran Copa Libertadores con la ‘U’, llegando a la instancia de semifinales, donde quedaron eliminados ante River Plate. El ‘Matador’ había convertido 5 goles en 12 encuentros, y sus grandes actuaciones despertaron el interés de grandes clubes del extranjero. Sonó en Brasil, en Boca Juniors –donde estuvo listo, pero Bilardo le bajó el pulgar–, pero finalmente llegó al archirrival, River Plate, por una cifra de 2,5 millones de dólares.

¡Shileno, Shileno!

Debutó al otro lado de la cordillera el 15 de septiembre de 1996, jugando algunos minutos en el compromiso que los ‘millonarios’ disputaron ante Huracán. Sin embargo, mostró su verdadero potencial en el Superclásico del balompié trasandino. Salas comenzó como titular el encuentro y no defraudó, marcando el empate transitorio para los riverplatenses. Nunca le pesó la banda roja.



En un equipo repleto de estrellas, que venía de ser campeón de América, Salas convirtió 7 goles en 14 partidos en el Apertura de 1996. Los más recordados fueron ante Vélez, en el encuentro definitorio que los consagró campeones del certamen. ¿Se acuerda de: “Salas y River campeón, Salas y River campeón. River campeón, River campeón”?



De a poco, el ‘Matador’ se fue ganando la chapa de ídolo en tierras trasandinas. La hinchada millonaria le agradecía cada tanto con el cántico: “Shileeeeeno… Shileeeeeno”.

Si bien el año 1996 había sido bueno para Salas, 1997 sería extraordinario. El ‘Matador’ se consolidó como ídolo de River Plate, siendo pieza clave en el equipo de Ramón Díaz que conseguiría el tricampeonato a nivel nacional y la Supercopa Sudamericana –donde marcó los dos tantos de la final–. También fue elegido el Mejor Jugador Extranjero en Argentina y recibió el premio Balón de Oro del Mejor Jugador de América.


Il Matadore  

Tras su exitoso paso por River Plate, Marcelo Salas fichó en 1998 por la Lazio de Italia en una cifra cercana a US$ 17.500.000. El ‘Matador’ formaría parte de un cuadro histórico, que lograría alzar títulos tras 25 años de sequía. Con el cuadro de la capital, Salas lograría la Supercopa Italiana de 1998 y 2000; el torneo de la Serie A ‘99-’00, donde marcó 12 goles; la Recopa de Europa de 1999; y la Supercopa de Europa de 1999, donde anotaría el único tanto del compromiso ante Manchester United.



En el 2001, la Juventus ficharía al ‘Matador’ por € 25.000.000. Sin embargo, su estancia en la ‘Vecchia Signora’ se vio afectada por la rotura de ligamentos que sufrió en su rodilla derecha ante el Bolonia FC en un partido válido por la Serie A. Aun así, en su paso por Turín, Salas ganó la Serie A 2001-02 y 2002-03, además de la Supercopa 2002 y 2003.

El Retorno

En 2003, Salas pegaría la vuelta a River Plate. Sin embargo, pese a hacer goles importantes y ser el referente del plantel, su segundo paso con la banda sangre estaría marcado por las lesiones que le impidieron tener continuidad. En su regreso, el ‘Matador’ llegó a la final de la Copa Sudamericana de ese año con River (perdería ante Cienciano), y lograría el Clausura 2004. En este paso, Salas convertiría 17 goles en 43 partidos oficiales.



En el 2005, Marcelo Salas retornaría al club de sus amores: la Universidad de Chile, como líder y capitán del plantel. De la mano del ‘Matador’, los azules llegarían a las finales del Clausura ’05 y Apertura ’06, sin embargo, en ambas cayeron en definición por penales.

Finalmente, el 28 de Noviembre del 2008, el ‘Matador’ decidió colgar los botines. Tras disputar su último encuentro el 23 de Noviembre, en el triunfo de la ‘U’ ante Cobreloa por 3 a 2 –eliminados por diferencia de gol–, Salas anunció su retiro del fútbol profesional, dejando una huella imborrable y 248 goles en su a ver. 111 por la Universidad de Chile, 48 en River Plate, 48 en la Lazio, 10 en Juventus y 37 en la Selección Chilena, siendo el goleador histórico de la ‘Roja’.


Por Eduardo Ortega

Share.

About Author

Comments are closed.