Rey de la indisciplina

0

Rey de la indisciplina

 

Arturo Vidal es nuevamente noticia por un tema indisciplinario. Tal como en el 2011, en el conocido Bautizazo, ‘Rey Arturo’ ha cometido un acto de indisciplina y ha tenido que pedir disculpas públicas.

Disculpas a una sociedad que trata a este tipo de figuras públicas como Dioses, que perdona una y otra vez este tipo de actos con tal de que el guerrero haga goles por la Roja. Por eso no es extraño que la gente le brindara su apoyo a Vidal en la comisaría, en el hospital de Buin.

Como tampoco es extraño que sea Arturo Vidal el que repita una y otra vez este tipo de actos. Y cómo no, si acá hay un problema de trasfondo, incluso de idiosincrasia.  Arturo nació con un don, y nadie lo preparó para enfrentar lo que iba a conseguir con ese don. Y ya no aprendió, tiene 28 años, recorrido en grandes clubes de europa, y se sigue comportando de manera irresponsable, marginal.

Por eso presidenta Michelle Bachellet, más que pedirle un bombo para que la gente se anime en el estadio -¿Es una estadio verdad, no un cine?- le pediría educación de calidad, para cambiar este trasfondo social que se ve bien reflejado en Arturo Vidal.

Es el mismo Vidal que se juramentó ganar la Copa América y que a la misma hora en que chocaba en estado de ebriedad su Ferrari, poniendo en riesgo su vida y el de su esposa, se perdía el partido de Uruguay con Argentina, dos de los rivales directos de la Roja. Qué importa, si total son la mejor generación. Qué importa los actos indisciplinarios, si hago goles, si tengo plata, si soy ídolo.

Hay  un tema preocupante, pues si Vidal estaba seguro de ganar la Copa América. Si el plantel estaba mentalizado en eso. Si realmente habían opciones de lograrlo, estás se disminuyen ostensiblemente y gracias al referente, al ídolo, al que prometió el título. ¿Por qué digo esto? Porque este acto de indisciplina es un golpe a la interna del plantel, que se divide, que cuestiona y también para el cuerpo técnico.

Y acá hay otro grave error, porque Jorge Sampaoli se equivoca al no apartar del plantel a Vidal. Te indica que al estretega argentino sólo le importa ganar y que el precio para lograr el título da igual. El amateurismo, el profesionalismo, la disciplina, los artífices del discurso técnico de Sampaoli se terminaron hoy. Ahora importa ganar y nada más. La forma quedó en el pasado, qué pena.

Y me surge una última interrogante ¿Si el acto de indisciplina lo hubiese realizado un jugador de menor nivel? ¿Si por ejemplo lo hubiese realizado José Rojas o el ‘Chapa’ Fuenzalida, Jorge Sampaoli habría efectuado la misma resolución?. Les dejo la interrogante a ustedes. Hoy solo importa levantar la Copa América.

Por Sergio Ramírez

Share.

About Author

Comments are closed.