”Pacto de no agresión”: Jugadores de Ñublense reconocieron acto con Copiapó para no descender

0
El polémico empate 1-1 le sirvió a ambas escuadras para mantener la categoría en la Primera B.

El conocido ”pacto de no agresión” volvió a ocurrir y esta vez fue en la Primera B del fútbol chileno. Ñublense y Deportes Copiapó igualaron 1-1 en Chillán, resultado que benefició a ambos clubes para no descender y asegurar que San Marcos de Arica bajará a la Segunda División.

Tal hecho significó el repudio de algunos hinchas chillanejos, quienes pifiaron a su equipo una vez terminado el partido. “Cuando el marcador en Valparaíso indicaba que el empate le servía a Ñublense y Copiapó, gran parte de los jugadores comenzaron derechamente a ‘tocar la pelota par el lado’, lo cual redundó en las pifias del público, las cuales se extendieron hasta una vez finalizado el encuentro, reprobando el actuar de los jugadores y también como una señal de estar aburridos de lidiar con el descenso”, detalló el medio la Crónica de Chillán este lunes.

Uno de los futbolistas de Ñublense, que no quiso revelar su nombre, señaló que: “Los jugadores de Copiapó nos decían que iba ganando Wanderers, pero nosotros teníamos que ganar, yo soy bien profesional, nadie se salva sólo y en un momento me miraba con Roberto Reyes y Luciano Gaete y queríamos atacar, pero los de Copiapó nos pedían que nos calmáramos, hay que estar adentro para entender lo que pasa en la cancha, pero nunca quisimos tirar para atrás”.

“Son situaciones que se dan en los partidos, es algo normal en el fútbol se ve hasta en las selecciones y en los equipos de primer nivel y son situaciones que deben manejar los jugadores, hay que ser inteligentes en ese sentido”, aseguró el volante chillanejo Roberto Reyes.

 

Share.

About Author

Escritor en Sinfonía de Gol. 19 años. Rancagüino. Periodismo en la Universidad Católica de Valparaíso.

Comments are closed.