El tiro libre que terminó de la peor manera

0

Un día normal como en cualquier patio de una casa. Un joven realizaba tiros libres, pero uno terminó de la peor manera.

El chico intentaba dárselas de crack, pero sólo quedó en el intento. El muchacho se posicionó frente al balón, y con una exquisita comba impactó el esférico en el rostro de su madre. El pelotazo que recibió fue de aquellos, y de seguro terminó con más de algún insulto.

La lección es evidente. Si quiere emular a los astros del balompié mundial, preocúpese de hacerlo en un campo de juego. Y mucho menos, con su mamá como obstáculo.

A continuación, revisa el vídeo:

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Comments are closed.