El once ideal con los peores fichajes de la U en 10 años

0

Los azules han tenido numerosos aciertos en materia de fichajes. Sin embargo, durante los últimos años, varios jugadores han pasado sin pena ni gloria en el romántico viajero.

A continuación, te invitamos a revisar una formación donde seleccionamos a los peores refuerzos de Universidad de Chile en los últimos 10 años.

Esteban Conde

El arquero uruguayo llegó a la U en 2010 a petición de Gerardo Pelusso. El meta arribó como suplente de Miguel Pinto, pero una lesión de éste obligó a Coco a asumir la titularidad del cuadro laico. El charrúa no logró convencer, en consecuencia, la temporada siguiente Universidad de Chile contrató a Johnny Herrera, quien por su trayectoria relegó nuevamente a Conde a la banca. Sin embargo, los hinchas azules recuerdan con gran cariño al guardameta por su carisma.

Paulo Magalhaes

El ex Colo Colo arribaba a los azules a mediados de 2011, mediante petición de Jorge Sampaoli. Sin embargo, nunca pudo consolidarse ante la sombra del titularísimo Matías Rodríguez. Si bien mostró partidos buenos en la U, nunca convenció totalmente a los hinchas. El 2015 abandonaría Universidad de Chile para incorporarse a Internacional de Brasil, en donde tampoco consiguió regularidad.

Matías Caruzzo

El central argentino llegó en 2013 desde Boca Juniors. En el equipo de Marco Antonio Figueroa consiguió minutos, pero fue duramente criticado por su escasa técnica. El trasandino anotó solamente un gol por los azules, en una derrota ante Huachipato por 5-2. A mediados de 2014, se marchó a Argentinos Juniors, club en el cual debutó profesionalmente.

Eduardo Morante

El defensa arribó en 2012 a pedido especial de Jorge Sampaoli en un traspaso recórd. Azul Azul desembolsó 2 millones de dólares por el 80 por ciento del pase del ecuatoriano, quien jugó solamente un partido en el Apertura, y posteriormente una grave lesión lo dejó afuera todo un semestre. Debido a su paupérrima actuación, Universidad de Chile lo envía a préstamo a la LDU en 2014 y lo se desvincula al año siguiente.

Cristián Cuevas

En 2014, Universidad de Chile logra el préstamo del Cimbi. El jugador del Chelsea venía de jugar en el Eindhoven de la Segunda Divisón holandesa. El oriundo de Rancagua sólo tuvo minutos cuando los azules estaban bajo la orden de Cristián Romero, dado que su paso con Martín Lasarte fue muy discreto. Finalmente, no jugó ningún partido en el torneo de la recordada estrella número 17.

Emanuel Centurión

El jugador argentino fue traído por Gerardo Pelusso en 2010 proveniente de Chacarita, periodo donde mostró un bajo nivel en el segundo semestre. Tras la salida de Pelusso de la banca técnica, es desechado por Jorge Sampaoli en 2011 para liberar un cupo extranjero. Actualmente milita en el Club Sportivo Independiente Rivadavia, equipo de la B trasandina.

Matías Peréz García

La Pulga, como es apodado, llegó al conjunto estudiantil en 2011 luego de ser una de las obsesiones de Jorge Sampaoli. El zurdo nunca pudo consolidarse y reemplazar la labor de Walter Montillo, quien había dejado la tienda azul una temporada antes. Su bajo rendimiento terminó por colmarle la paciencia al exdeté de La Roja. Con el transcurso de los meses, el argentino confesó que su paso por Universidad de Chile había sido realmente ”una pesadilla”.

Luis Fariña

El paraguayo-argentino venía como uno de los refuerzos estrellas de Beccacece a inicios del 2016. Con pasado europeo, donde defendió los colores del Rayo Vallecano de la Liga BBVA, el volante creativo arribaba al equipo azul. No obstante, no convenció en la U y fue uno de los grandes refuerzos que fracasaron en nuestro balompié.

Hugo Notario

Quizás esté dentro del Top 5 de este plantel. El argentino llegó el 2009 a la U, que en ese entonces era dirigida por Sergio Markarián. Con la misión de reemplazar a Raúl ‘Pipita’ Estévez, el extremo no contó con un buen paso por la tienda azul. El único recuerdo que dejó fue una gran jugada en un clásico frente a la UC: Notario desborda por la banda, sobrepasa a dos rivales y dispara. Todo quedó en las manos de Toselli.

Luciano Civelli

El ex Libertad de Paraguay llegaba a los azules en 2012. La U compró el 50% del pase de argentino, en una cifra cercana a los 2 millones de dólares. Por varias temporadas, Civelli tuvo el recórd como el fichaje más caro de los azules, algo que no se vio materializado en la cancha. Durante su paso en la tienda azul se le criticó por ser un jugador ”tieso y sin técnica”. Sus 5 goles en 32 encuentros dejaron mucho que desear como delantero.

Hasta el día de hoy, muchos bromean sobre la mejor actuación de Civelli en el club, haciendo alusión cuando tuvo que jugar al arco en un duelo válido por Copa Sudamericana ante Lanús. Johnny Herrera había sido expulsado, y Universidad de Chile ya había hecho sus tres cambios. El partido término 4-0 a favor del cuadro Granate, encuentro donde Civelli tuvo varias intervenciones.

Rodrigo Mora

Goles son amores, y bueno, de esto hubo poco. El once termina con el delantero uruguayo Rodrigo Mora. El jugador provenía de River Plate y llegó a préstamo por 6 meses en 2014. Mora ilusionó a todos como un goleador neto, puesto que en su debut marcó un golazo de chilena ante Guaraní en el marco de la fase preliminar de Copa Libertadores.

Sin embargo, ese fue el único gol del centrodelantero con la U. Más tarde, volvería a River Plate, club donde ganaría prácticamente todo como estandarte del equipo: Copa Argentina, Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana en dos oportunidades, Copa Libertadores y Copa Suruga Bank. Realmente increíble.

DT: Sebastián Beccacece

No hay duda alguna que el peor técnico es Beccacece. Al menos, así lo afirman los números. El rosarino tuvo un arranque arrollador al mando de la U, pero sus decisiones inexpertas y sus actitudes con los jugadores sentenciaron su salida. El actual estratega de Defensa y Justicia dirigió 24 partidos en total, alcanzando cinco triunfos, nueve empates y diez derrotas. La estadística evidencia el paupérrimo desempeño al mando la escuadra laica.

Formación:

Share.

About Author

Comments are closed.