Historias del Fútbol: Cristiano Ronaldo

0

El sucesor de Eusebio que enorgullece a Portugal

Cristiano Ronaldo Dos Santos Aveiro nace en Febrero de 1985, en la isla portuguesa de Madeira. Desde pequeño su vida estuvo ligada a una pelotita, iniciándose en el Andorinha, un pequeño club local donde su padre hacía labores de utilero. Luego de un paso por el Clube Desportivo Nacional, rápidamente el Sporting de Lisboa puso sus ojos en él, y Cristiano, con tan solo 11 años se trasladó a la capital portuguesa en busca de un mejor futuro. Allí, con el apoyo de entrenadores, orientadores, médicos y psicólogos realizó los años más duros de su formación, transformándose en el primer jugador en pasar por cinco categorías en la misma temporada (Sub 16-17-18-filial-primer equipo). Su gran salto se produjo el año 2003, cuando el Sporting recibió al Manchester United en la inauguración del Estadio José Alvalade, ocasión en que sir Alex Ferguson quedó maravillado con el joven delantero.

El fichaje en uno de los clubes más populares del mundo fue cosa de tiempo, debutando por los “Reds Devils” el 16 de Agosto del 2003 frente al Bolton Wanderers. En su estadía en Inglaterra, Cristiano alcanza un impresionante nivel futbolístico, que lo llevaron a ganar la Champions League del 2008, Mundial de Clubes 2008, 3 Premier League, 2 Capital One Cup, 1 FA Cup y una Community Shield. A nivel individual, fue distinguido el año 2008 con el Balón de Oro, el FIFA World Player, el Once de Oro (mejor de Europa) y la Bota de Oro como máximo goleador. La velocidad y los impecables tiros libres de CR7 lo hicieron transformarse en el capricho del Real Madrid, que  lo fichó por una cifra cercana a los 94 millones de euros, la más cara de la historia hasta ese entonces.

En el cuadro “merengue”, Cristiano se ha transformado en uno de los goleadores históricos del Club, adorado por los hinchas y temido por sus rivales, le ha marcado a todos los equipos a los que se ha enfrentado por la Liga. Su palmarés madridista luce una Copa del Rey, una Copa de Liga y una Supercopa de España. Brillar no ha sido fácil, teniendo en cuenta que el clásico rival, el F.C. Barcelona, pasa por una época de oro.

En la selección portuguesa, Ronaldo se ha transformado en un pilar fundamental. Su debut con la camiseta de su país estuvo marcado por el reemplazo a Luis Figo, referente del equipo e ídolo personal del nacido en Madeira. La participación en tres Eurocopas y el mundial de Sudáfrica ya quedaron grabados en su historial, además de ser clave para la reciente clasificación a Brasil 2014. Actualmente es el goleador histórico de su país, con 47 tantos en 109 partidos.

Odiosidades se generan en torno a su persona, pero lo cierto es que Cristiano tiene su lado bueno también fuera de la cancha. Humano y sensible, donante activo de médula ósea y sangre, colaborador de la Cruz Roja y partícipe de recaudación de fondos para los afectados por el tsunami que golpeó a Indonesia. El luso además subastó su Bota de Oro del año 2011 para ir en ayuda de niños palestinos bombardeados en la Franja de Gaza. En España han llamado la atención sus últimos años alejado de polémicas y evitando paparazzis, además de ser destacado por los sitios deportivos como un gran profesional: “El primero en llegar y el último en irse” en las jornadas de entrenamiento del Real Madrid.

A sus 28 años, “El Comandante” logró su segundo Balón de Oro, siendo el tercer portugués en recibir el premio (después de Eusebio y Luis Figo), y como reconocimiento a su gran temporada tanto en su selección como en el Real Madrid. Rodeado por su familia, novia e hijo, no pudo evitar las lágrimas de emoción al sostener el galardón. El sucesor de Eusebio, como ya lo indican en Portugal, sin duda se ha transformado en uno de los mejores jugadores del mundo, y ojo, que avisa que irá por más.


 Por Maria Jose Orellana.

Share.

About Author

Comments are closed.