Columna: Que el silbato no ensucie el balón

0

Arturo Vidal y el Bayern Munich tenían una importante batalla hoy frente al Real Madrid. El cuadro bávaro se ilusionaba con la épica remontada, tal como lo había hecho el Barcelona ante el PSG, o el Borussia Dortmund frente al Benfica en los octavos de final.

Arturo Vidal ya palpitaba la previa de este crucial encuentro, el Rey subió una foto a su Instagram en la previa como todo un guerrero espartano. Sin embargo, el arbitraje del señor húngaro Viktor Kassai y compañía, desmoronaron las aspiraciones del conjunto alemán. Nadie dice que una terna arbitral- aunque ahora son seis-no se pueda equivocar, son humanos. Pero lo que hoy se vivió en el Santiago Bernabeú fue vergonzoso, hasta algunos hinchas merengues reconocieron el robo a mano armada que sufrieron los dirigidos por Ancelotti, cosa que cuesta mucho en el mundo del fútbol.

Creo que no hace falta mencionar uno por uno los errores cometidos en el arbitraje como la expulsión a Vidal y los dos goles del Real Madrid. Tal como dijo el ex volante de la Juventus, “cuando juegan dos equipos tan grandes no puede pasar este robo”. Si bien se dice que no hay remontada que no tenga una polémica arbitral, lo de hoy fue un descaro y cambió completamente el partido sepultando las opciones del combinado de Munich.

No obstante, no hay que aminorar el partido que hizo el Real Madrid, quien contó con un Cristiano Ronaldo de otro planeta, un Marcelo desequilibrante, un Toni Kroos que habría los caminos y un Casemiro que peleaba cada pelota con pasión y que tuvo ”suerte” de no acompañar a Vidal a la duchas. Si bien el Real Madrid mostró un buen juego y no aplastante como se dio el marcador, de no haber sido por las polémicas decisiones de Kassai, quizás otra hubiera sido la historia. Que el silbato no ensucie el balón.

Share.

About Author

Comments are closed.