COLUMNA | El coraje de los potreros

0
Dicen que no hay imposibles en el fútbol. Una premisa que regularmente sale colación, con gestas heroicas o remontadas épicas. O mejor aún, cuando un modesto equipo derrota a un gigante de su país. Se trata de superar las limitaciones y potenciar el talento. Ese talento que muchas veces está las canchas más humildes del fútbol amateur, donde las condiciones carecen y las necesidades abundan.

Y precisamente, el fútbol de ascenso volverá a la plana mayor. Así lo ratificó el Consejo de Presidentes de la ANFP, anunciando la inclusión de la Segunda y Tercera División del fútbol chileno a la Copa Chile. Esos equipos hambrientos de gloria, y que forjan una batalla campal sin importar el rival. Allá no valen los millones ni las grandes estrellas, el objetivo es surgir en base a la perseverancia y el talento.

Una cualidad que pondrá en vilo las aspiraciones de los elencos de mayor presupuesto, que generalmente le restan importancia a la competición. En el camino aparecerán equipos que buscan dejar lo mejor de sí, luchando frente a la adversidad, con la motivación de jugar en el profesionalismo. Una pasión y coraje única, distintiva y característica del “fútbol de potreros”.

Allá no se regala nada y el rigor es denominador común de los partidos. La intensidad y sentimiento no tienen precedentes, una esencia que en reiteradas ocasiones hace falta en el fútbol de honor. Ese espíritu guerrero y luchador que destaca en las divisiones de menor rango. Algo que sin duda, le subirá el pelo a un torneo que se estaba reservando para unos pocos.

La Copa Chile vuelve a sumar a aquellos postergados, que en este trozo de plata, ven la oportunidad de surgir. Un torneo donde se juega más que una clasificación, más bien, alberga la ilusión y esperanza de todos esos humildes equipos de nuestra angosta y larga faja de tierra.

Share.

About Author

Comments are closed.