¿Hinchas? No señor, delincuentes

0

Columna: ¿Hinchas? No señor, delincuentes

Foto: Emol

Faltaban cerca de cinco minutos de partido el pasado jueves, en el estadio Nacional, cuando Gustavo Lorenzetti anotaba la única cifra en el duro debut de la Universidad de Chile ante el complicado Defensor Sporting del Uruguay, con el tanto, vendría toda una polémica detrás.

Y es que pese al triunfo agónico de los dirigidos de Romero, las principales noticias posteriores al duelo por Copa Libertadores, no provinieron precisamente del triunfo de los laicos, si no más bien de un sector del estadio, que luego del gol del argentino encendió bengalas en el estadio, poniendo en riesgo de aquí en más la localía del cuadro “azul”, equipo que ya había sido advertido por la Conmebol ante estos hechos, arriesgando duros castigos.

La polémica mayor vendría después, luego que el portero universitario Johnny Herrera, catalogara de “imbécil” al supuesto “tipo” de la bengala, dichos que traerían diversas opiniones dentro de la barra azul, a tal límite de realizar rayados en contra del portero seleccionado, sacando a la luz el conocido accidente en que se vio involucrado al portero y que causó la muerte de una joven. En el partido ante Everton el pasado fin de semana, la situación no mejoraría, y habría nuevas rencillas relacionadas con el caso.

Es aquí cuando entro yo… y me hago una pregunta como amante de este deporte, ¿Hay alguna duda que el tipejo de la bengala, es un imbécil? Y es que de verdad me cuesta creer que un “supuesto” simpatizantes de un club, cualquiera que este sea, pueda realizar acciones que pongan en riesgo el futuro de este. Digo supuesto, porque con años siguiendo este deporte, acudiendo al estadio, uno se puede dar cuenta -como usted también seguramente se pudo dar-, que hay un cierto porcentaje de personajes, que se escuda en una camiseta de fútbol, para hacer lo que más les convenga. ¿Malos hinchas? No señor.

En otros clubes la situación no es muy distinta. En la vereda de al frente por ejemplo, la gente de Colo-Colo, en el partido ante Antofagasta, en lo que era el debut de Esteban Paredes, a estadio lleno con la camiseta del “cacique”, vivió un entretiempo empañado, luego que una cincuentena de “termocéfalos”, rompieran con la seguridad en el sector de Cordillera y entraran al terreno de juego, agrediendo a cuanto guardia se les cruzó, colocando el partido en riesgo, anteponiendo intereses y angustias personales, por sobre las del club y las más de 40 mil almas presentes en Macul.

Volviendo al tema central, y antes de terminar…el supuesto personaje de la bengala, como sus escuderos que se sintieron identificados con los dichos del señor Herrera, lejos de estar dolidos, deberían estar agradecidos, porque en esta pasada-con los antecedentes de la Conmebol sobre la mesa-, los dichos del portero al apuntarlo con tal apelativo fueron mínimos – como seguramente los castigos a sus personas también lo serán-.

Son malos hinchas me vuelve a decir usted…

¿Hinchas? Le digo yo, ¿Hinchas? No señor, delincuentes… y de esos-lamentablemente-, a diferencia de los hinchas, podemos esperar bien poco.

 Por Mario Ramírez

Share.

About Author

Comments are closed.