COLUMNA | Arma de doble filo

0
La actuación de Esteban Paredes fue sobresaliente. El platinado atacante de los albos le entregó un triunfo agónico por 3-2 al cacique ante Audax Italiano, situación que le permitió descansar como puntero del torneo. Pero el destacado rendimiento del artillero, vuelve a refregar una problemática recurrente en Pedreros: ¿Qué hacer cuando el ‘Tanque’ no pueda jugar?

Vaya dilema. El equipo de Pablo Guede posee tanta dependencia goleadora en un solo hombre, que a lo largo del año puede transformarse en un arma de doble filo. Nicolás Orellana se está acoplando de gran forma al esquema, pero por pasajes, se transforma en un habilitador más. Falta ese delantero que también convierta, algo que se adjudicó Octavio Rivero en el certamen donde se proclamaron campeones.

Ante la ausencia del uruguayo e Iván Morales por lesión, las variables son limitadas. El ataque colocolino se vuelve sin sorpresas  y carece de variantes que le permitan afrontar escenarios complejos. Vale decir, basta con anular a Paredes y las posibilidades de convertir disminuirán rotundamente, algo que se podría materializar en Copa Libertadores.

Sin ir más lejos, ante el cuadro itálico no existía ningún atacante como reemplazo. La sobrecarga de volantes sólo invita a improvisar, obligando quizás, a jugadores como Carlos Villanueva o Branco Provoste a tomar labores de ataque. Un panorama difícil, considerando que el debut ante Atlético Nacional está a la vuelta de la esquina.

Habrá que ver cómo el estratega argentino logra superar este obstáculo y potencia el ataque que se encuentra despoblado. De momento, con la eficacia de Esteban Paredes, más un gran juego colectivo, le está bastando para dejar una gran imagen en el plano local, algo que deberán replicar en los compromisos internacionales.

Share.

About Author

Comments are closed.