El equipo que unió al país

0

Colo Colo 73’: Más que sólo un equipo

Quizás si el rival no hubiera sido Independiente, la historia sería distinta, los árbitros tenían claro que en Avellaneda el local no pierde. El Colo Colo del 73’, unió a todo un país cuando las cosas no estaban tranquilas políticamente en la nación.

 

En un Chile, en esa época, marcado por las diferencias políticas, Colo Colo a través de su espectacular campaña unió, aunque sea por 90 minutos, a todo el país.

De la mano de Luis Álamos, el mismo forjador del “Ballet Azul”, quien llegó en febrero de 1972 entregándole ese mismo año el torneo nacional. Con figuras como Carlos Caszely, Francisco “Chamaco” Valdés, Leonel Herrera y Leonardo Véliz , el “zorro” trabajó con miras a la Copa Libertadores de 1973.

En su debut, el primero de marzo del 73’, el “cacique” apabulló 5 a 0 a Unión Española donde el “Chino” Caszely hizo el “¡Se pasó! Eludiendo a varios rivales anotando en el arco sur del Nacional.

Colo Colo estaba en el Grupo C, junto a Emelec, El Nacional y Unión Española. Después de vencer a los hispanos los “Albos” viajaron a Ecuador y Uruguay donde obtuvieron una derrota ante los “eléctricos” y un empate ante los “charrúas”. De vuelta en Chile empataron sin goles ante Unión y golearon por 5-1 a los foráneos quedándose como líderes, avanzando a segunda fase donde se enfrentarían en una liguilla a Botafogo y Cerro Porteño.

El 6 de abril del 73’, Colo Colo chocaba con Botafogo en el Maracaná, consiguiendo un hito: Ganar en Brasil por primera vez. Fue 2 a 1 el resultado, con goles de Caszely y Valdés. Luego viajaría a Asunción donde saldría goleado 5-1. En Santiago se vengaría con un 4-0 ante el ciclón, después un sufrido empate ante los cariocas 3-3 le daba el paso a la primera final internacional a un equipo chileno.

La final fue frente al actual campeón Independiente de Avellaneda. De visita, Colo Colo se puso en ventaja con autogol de Francisco Sá a los 69’, de ahí en más una serie de irregularidades. Primero, el árbitro uruguayo expulsó de manera exagerada a Sergio Ahumada, luego Independiente anotaría con un gol ilegítimo en el cual el delantero Mario Mendoza empujó al arquero Adolfo Nef sin dejarlo tomar el balón. Finalmente sería igualdad en un tanto.

En la vuelta,  el resultado fue 0-0 ante más de 72 mil espectadores. En aquel encuentro, se anuló un gol de Caszely, que todavía causa polémica por si estaba o no fuera de juego. Con este resultado se necesitaba un partido de desempate. Se jugaría en Montevideo.

El 6 de junio, en el estadio Centenario, ante 50 mil personas fue el escenario de la final, Independiente anotó el primero con el mejor gol del año, según El Gráfico que anota Mendoza con una volea. Colo Colo empató con gol de Caszely. Leonel Herrera agredió a Pavoni, con lo que se fue expulsado.

Ya con 10 jugadores la presión de los argentinos era incesante, el cacique aguantó los 90’ debiendo ir a alargue, buscando el empate que le daba la copa por el gol marcado en Avellaneda. A los 14’ del alargue,  Giachello le da el título a Independiente, tras una serie de errores de la defensa. El sueño se acababa.

La final dio por ganadores a Independiente, meses después fue el golpe militar, algunos jugadores, como Caszely y Ahumada, avalan la tesis de que fue este equipo quien aplazo el golpe, otros como Veliz creen que es algo exagerado y que el golpe iba sí o sí en septiembre. Lo que si queda claro es que este equipo mereció ganar la copa por la excepcional campaña y que unió al país en momentos tan complicados.

Iván Montenegro

Share.

About Author

Comments are closed.