Bestia Negra

0

Bestia negra: Brasil 2-1 Chile

La selección Chilena, en Toronto, no pudo ante Brasil y cayó derrotado por 2-1. Robinho volvió a ser la ‘bestia negra’ de la Roja y logró el desequilibrio a diez minutos del final.

La selección de Chile, tras imponerse en Wembley a Inglaterra, cerraba la jornada de amistosos midiéndose ante Brasil en Toronto.

Los primeros minutos del encuentro fueron de mucha fricción. Recién cuando la Roja comenzaba a acomodarse en el partido sufrió la sensible baja de Marcelo Díaz. En su lugar ingresó Jean Beausejour. No era la mejor manera de partir para el elenco de Sampaoli.

La temprana salida de Marcelo Díaz produjo desajuste en el sistema de juego de  Chile. Esto fue bien aprovechado por Brasil, que presionó en campo contrario y logró aprovechar sus oportunidades. Fue así como a los 13’, Hulk ingresó por la banda izquierda sin marcas y sacó un potente remate cruzado que dejó sin opciones a Claudio Bravo.

La apertura de la cuenta y el ingreso de Jorge Valdivia hicieron que Chile reaccionara. La selección nacional, poco a poco, fue emparejando el trámite del partido. Pese a esto, las ocasiones de riesgo no se generaron y la primera etapa terminó con ventaja brasilera.

En el segundo lapso, el trámite fue parejo. Brasil, con mucha presión y velocidad, complicaba a Chile, que mediante los intentos de Sánchez y Vargas respondía. En esta dinámica, los dirigidos por Scolari se crearon las mejores opciones. A los 54’, Bravo estuvo notable para detener en un remate de Robinho. Instantes después un remate de Hulk se fue apenas desviado. A los 56’, Bravo nuevamente Paulinho.

Las lesiones fueron un mal durante toda la jornada para el cuadro de Sampaoli, que tuvo que reemplazar a Jorge Valdivia –que había ingresado en los 23’-. En su lugar ingresó Matías Fernández.

Chile lograba emparejar las acciones y a los 70’ encontró su premio. Eduardo Vargas, con remate de media distancia, batió a Julio César y anotó la igualdad en Toronto.

Tras la igualdad en el marcador, Brasil se fue con todo en busca del desequilibrio y lo encontraría en una verdadera bestia negra para la selección nacional: Robinho. El hombre del Milán conectó sin marcas un centro de Maicon y puso el 2-1 a favor del cuadro de Scolari.  El noveno tanto que le convierte el artillero a la selección chilena.

En los minutos finales Chile intentó pero no lo consiguió. Brasil se creó buenas oportunidades, pero el marcador no se movió más. 


Por Sergio Ramírez

Share.

About Author

Comments are closed.