Arriba quemando el sol

0

Columna SDG: Arriba quemando el sol

 

El Torneo Nacional de Clausura Scotiabank 2015 llegó a su fin. Sí, queda una fecha, pero Cobresal se coronó –de forma histórica- como el merecido campeón. Su primera corona. Como comentaba en la columna anterior, sólo poseían una Copa Chile del año 1987, con un Iván Zamorano que comenzaba su carrera y sus primeros pasos en el fútbol profesional. El norte de Chile grita con pasión. Personalmente no sentía una alegría tal desde que O’Higgins se coronara campeón –también por primera vez en su historia- en el año 2013.

Muchos criticaron a la ANFP por la pobre celebración, cuando se entregó la primera estrella, pero subir toda la parafernalia al El Salvador estaba restringido. De todos modos, ver a los jugadores llorar de alegría y compartir su victoria con todos los chilenos damnificados por el aluvión de este año fue –entre otras cosas- para quitarse el sombrero.

Pero la historia no termina ahí. En la otra vereda tenemos a Universidad Católica que, de la mano de Mario Salas, era mi segundo favorito al título, después de Colo Colo. Ambos equipos se quedaron con las manos vacías. Pero lo de los Cruzados fue paupérrimo y no quiero volver a recordarlo, por respeto a los hinchas.

Sabemos, por experiencia, que Cobresal no volverá a ser lo mismo. El equipo se gasta, se desmantela y volverá a pelear en la mitad de la tabla. Espero que no sea así. Pero equipos como Unión Española, OHiggins y Santiago Wanderers me lo han demostrado. Quizás surgirán otros nuevos que pueden sorprender: Unión La Calera, Huachipato o Universidad de Concepción hicieron un buen torneo. O puede ser que veamos a un Colo Colo peleando palmo a palmo con Universidad de Chile y Universidad Católica.

Esos son los torneos que me gustan. Los que se pelean hasta el final. A esperar la última fecha y el próximo torneo. ¡Felicidades Cobresal! 

Emilia Figueroa l @Tweeciosa

Share.

About Author

Comments are closed.